¿Cómo elegir a los amigos?

La amistad es una parte fundamental del ser humano, los amigos son cómplices en nuestra vida.

Muchas veces escogemos a nuestras amistades basándonos solamente en la “química”, somos amigos de tal o cual persona simplemente porque congeniamos. Pero es sumamente importante elegir buenos amigos, elegir compartir nuestra vida con gente que nos aporte cosas maravillosas.

Mientras uno va creciendo va pasando por diferentes etapas de desarrollo. No es lo mismo comenzar la secundaria que estar en la Universidad. Somos personas cambiantes y, por momentos, nuestras amistades también landing-bgvan cambiando. Sin embargo algunas perduran desde la infancia. En una amistad no se basa en la duración, lo verdaderamente importante es que quede plasmada en nuestra memoria y en nuestro corazón.

La relación de amistad involucra a dos personas, por lo tanto se debe de estar consciente que al tener un amigo se crea un vínculo. Este vínculo es la conexión interna que se construye con el otro a base de la sinceridad. En la amistad las vidas de cada uno se comienzan a entrelazar.

Tener un amigo o amiga es como un tesoro. Distinto a la familia porque a la familia no la escogemos al nacer y a los amigos sí los escogemos, los seleccionamos a ellos y ellos nos seleccionan a nosotros.

El verdadero amigo te quiere, te respeta y te acepta como tú eres.

En una relación de amistad deben de existir los siguientes criterios y valores:

  • Aceptación
  • Respeto
  • Escucha
  • Confianza
  • Honestidad
  • Compañía

A lo largo de la vida las amistades suelen ser un pilar fundamental en el desarrollo de una persona, pero también pueden llegar a ser muy perjudiciales, si no se tiene la claridad para saber elegirlas. Por lo tanto:

  • Aléjate de la gente con la que no te sientas cómodo
  • Aléjate de las personas que critican
  • Aléjate de las personas que no toleran las diferencias de opinión
  • Aléjate de las personas que no le aportan cosas valiosas a tu vida
  • Aléjate de las malas influencias

Las personas necesitamos un buen amigo por tres razones: para aprender sabiduría, para aprender a compartir y para sentirnos acompañados en la vida.

Los buenos amigos son como estrellas… No siempre las ves, pero sabes que siempre están ahí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>