¿Cómo preparar a un niño cuando alguien cercano tiene una enfermedad?

Los niños percibePreparar a un niño cuando alguien cercano enfermedadn los cambios a su alrededor desde antes de que sepan que está pasando. Su necesidad de conocer el mundo exterior hace que busquen siempre la manera de satisfacer su curiosidad, por lo que es importante estar disponibles de una manera sincera, que minimice sus medios y clarifique sus confusiones.

Es importante tomar en cuenta que los niños no siempre están interesados en los detalles, y a través de preguntas, nosotros podemos saber cuánta información necesitan y cuánta pueden manejar. Hay que hablarles con la verdad, pero en palabras que ellos puedan entender, empezando con un poco de información y evaluando después qué más necesitan saber.

Preguntas que hacer:

¿Qué sabe el niño de la persona enferma?

¿Qué le han dicho?

¿Qué ha escuchado?

¿Alguna vez ha oído de esa enfermedad?

¿Qué ha escuchado del tratamiento?

¿Qué ha entendido de la información que le han dado?

¿Cuáles son sus miedos y temores?

Los niños siempre están buscando información para entender lo que están viendo, así que hay que tener cuidado con las conversaciones de adultos, sobre todo cuando creemos que los niños no están prestando atención o están dormidos.

Cambios de conducta que se pueden esperar en el niño debido a la difícil situación que se está viviendo:

Bebés: Conductas regresivas o dificultades en la alimentación o el sueño. Por ejemplo: Gatear cuando ya caminaban; no controlar esfínteres cuando ya lo hacían, etc.

Preescolares: Conductas regresivas, cambios de temperamento importante. Hay que darles explicaciones simples, utilizar el juego para hablar o entender la situación. Mantener los límites como siempre y darles estructura.

Escolares: Pueden manifestar preocupación, pensamientos o sentimientos estresantes. A veces pueden presentar conductas para llamar la atención en tiempos estresantes. Es importante saber cómo les está afectando a ellos. Toda su preocupación puede repercutir en un bajo rendimiento escolar, hay que comprenderlos y no presionarlos demasiado.

Adolescentes: Pueden presentar más miedos y preocupaciones. A veces no platican acerca de lo que están viviendo. Necesitan pasar más tiempo con sus amigos, pero también con la familia. Hay que estar al pendiente porque aumentarles responsabilidades a los adolescentes debido al proceso de enfermedad de algún familiar puede generar resentimiento en ellos, lo cual provoca culpa que se manifiesta en conductas de oposición o enojo. Hay que incluirlos en el proceso de la enfermedad y mantenerlos informados.

Compartir sus sentimientos, pensamientos y observaciones puede ser benéfico para abrir el canal de comunicación con ellos.

La enfermedad trae consigo la perdida de la rutina y la normalidad, lo que genera tanto en niños como en adultos sentimientos como negación, enojo y culpa, los cuales son normales en este proceso.

Tips Importantes:

  • Explica el diagnóstico con palabras adecuadas para su edad.
  • Explica la razón de la hospitalización o del tratamiento.
  • Sé sensible y atento acerca de la manera en que el niño está percibiendo el ambiente (olores, aparatos, sonidos y personas).
  • Sé consiente de que la separación y los cambios de rutina pueden traer consigo cambios de conducta.
  • Haz énfasis en que nadie hizo nada malo que provocara este evento.
  • Toma en cuenta que en este proceso la escuela puede costarles más trabajo por toda la energía que utilizan en entender y pensar lo que está sucediendo.
  • Elige cuidadosamente quién se hará cargo de tus hijos en el proceso, elige a alguien con quien se sientan seguros, y si se puede pídeles su opinión.
  • Si el enfermo se va a ir de casa y va a requerir de cuidados especiales, es importante comunicarles a los niños las situaciones nuevas antes de que se presenten. Así los ayudas a disminuir su angustia.

Sabemos que éste es un momento muy difícil para ti, sin embargo es importante que tú te cuides y te apoyes de alguien, para que puedas ser un apoyo para los niños o los adolescentes. A veces los cambios ocurren rápidamente y no hay tiempo de prepararse o preparar a los niño como quisieras, sin embargo nunca es tarde, y sabemos que tú estás haciendo lo mejor que puedes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>