Cuando los hijos se van de casa

La familia es como cualquier ser vivo: dinámica y cambiante. Y al igual que el individuo, atraviesa distintas fases en su desarrollo. Una de estas fases es cuando los hijos se van de casa, y se le llama “nido vacío”.

Pero, ¿cuáles son las principales razones que tienen los hijos para dejar el hogar? No siempre se van de casa para casarse, a veces, también lo hacen por el deseo de independizarse. Otras, por aspiraciones profesionales o formativas. Las maestrías, grandparentspostgrados o las decisiones laborales hacen que el síndrome del nido vacío se presente.

Es importante estar consciente de que algún día esta etapa va a llegar. Muchas madres organizan su vida pensando exclusivamente en los hijos, están todo el tiempo al pendiente de ellos y no cuentan con actividades para irse desarrollando como personas. Por eso, cuando los hijos se van de casa, dejan de sentirse imprescindibles y sienten un enorme vacío; pasan de estar ocupadas todo el tiempo, a no saber qué hacer con su vida.

Durante esta etapa suelen presentarse en los padres sentimientos de soledad, búsqueda del sentido de la vida e incluso, el cuestionamiento de la relación de pareja cuando ésta se mantiene “por el bien de los hijos”. En esa etapa la familia se reduce y los padres vuelven a quedarse solos, como hace ya muchos años, pero envueltos en una relación diferente, pues ahora hay muchas más experiencias vividas.

Para que esta crisis emocional afecte lo menos posible, conviene aceptar la situación y prepararse para ella. Algunas sugerencias para vivir este proceso de una manera satisfactoria son:

  • Asume que “nido vacío” significa ausencia de los hijos en nuestra vida cotidiana, pero también plenitud de espacio propio y exclusivo para el padre y la madre.
  • Potencia el reencuentro con tu pareja llenándolo de cariño, diálogo y relaciones amorosas y sexuales satisfactorias para ambos.
  • Recuerda que es natural que te sientas triste, vive con naturalidad el duelo de la pérdida.
  • Reconoce los aspectos positivos de lo que acaba de concluir y de la etapa que inicia.
  • Reorganiza tu tiempo, de modo que dediques unas horas cada día al ejercicio físico, a las salidas y al entretenimiento.
  • Ahora tienes más tiempo libre, propicia los encuentros con tus amistades que hace tiempo no ves.
  • Desarróllate y crece a nivel personal y a nivel pareja con el mismo empeño que pusiste para que tus hijos se convirtieran en personas exitosas e independientes.
  • Si tienes pareja, este tiempo puede ser usado para enfocarse el uno en el otro. Podría ser una gran oportunidad para renovar la intimidad que una vez compartieron y concentrarse en su relación. Si eres madre soltera, utiliza este tiempo para renovarte, y por qué no, para buscar una pareja si lo deseas.

 Recuerda que separarse de los hijos y vivir la maternidad desde otra perspectiva, es una etapa más del proceso de ser madre. Esta independencia entre padres e hijos no significa dejar de interesarse por el otro, ni renunciar a la relación familiar. Simplemente es darle un nuevo sentido a la relación, esto permitirá un desarrollo satisfactorio tanto a padres como a hijos.

La salida de los hijos es asumir que se han convertido en personas independientes y autónomas. Sin tu ayuda como madre esto no hubiera sido posible, así que es tiempo de asumir la maternidad desde un ángulo muy diferente. Impulsa a tus hijos a formar su propia familia, tener su propia vida y a cumplir con los desafíos que se le presenten.

Cuando los hijos son pequeños, les enseñamos vestirse, a lavarse los dientes y eventualmente a manejar un coche. Los padres pasan tiempo enseñando a sus hijos, con la esperanza de que sean jóvenes adultos independientes y productivos. Y ¿no era ese el objetivo? Sin embargo, algunos padres tienen sentimientos encontrados cuando los hijos comienzan a independizarse. Pero el tiempo dedicado a los hijos durante años, puede transformarse ahora en diversión, entretenimiento y dedicación a ti misma. Han pasado muchos años de enseñanza, incluyendo momentos difíciles y otros de enorme felicidad. Tomar esta nueva etapa como un premio al esfuerzo realizado y sentirte completamente satisfecha, es una gran idea.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>