La dificultad de cambiar de hábitos

El hábito consiste en cualquier comportamiento que se repite regularmente y que llevamos a cabo sin pensar. Se trata de algo que aprendemos a lo largo de nuestra vida; no es innato.

Usualmente los malos hábitos son muy fáciles de adquirir; entre ellos se encuentran: el quedarse acostado hasta tarde en la cama, beber, fumar, comer en exceso, pensar negativamente todo el tiempo, llegar siempre con retraso, ser chismoso, mentir, comer comida chatarra, etc, en otras palabras, todo lo que uno sabe que no es apropiado para el crecimiento personal. Asimismo, los malos hábitos ejercen control sobre nosotros mismos y no nos permiten evolucionar.

Los seres humanos debemos tratar siempre de tener buenos hábitos en nuestra vida cotidiana, ya que de ello depende que tengamos un adecuado equilibrio en nuestra vida. Pero… ¿cómo lograrlo? Si empezamos a explorar nuestro entorno familiar, podemos detectar qué nos hace falta para llevar un estilo de vida saludable.

Los buenos hábitos empiezan por la actitud y la iniciativa, así que empezaremos por señalar que lo primero que debemos de mantener en el hogar es la armonía. Si nuestro entorno familiar se encuentra en armonía, es más fácil cambiar nuestros hábitos diarios porque el mismo ambiente nos impulsa a lograrlo y a llevar un estilo de vida más saludable. Una de las mejores maneras de vivir con buenos hábitos es cuidando de nuestro cuerpo y nuestra mente. Realizar actividad física y cultivar la intelectualidad nos ayudará mucho en el logro del crecimiento personal. Es decir, salir a caminar, practicar algún deporte, leer un buen libro, y estudiar y aprender cosas nuevas, nos habla de una excelente salud física y mental.

Uno de los hábitos más difíciles de adquirir es llevar una alimentación balanceada. La gente normalmente le da poca importancia a su alimentación; sin embargo, hay que tomar en cuenta que los alimentos son lo único que proporciona energía y los nutrimentos necesarios para poder realizar las actividades diarias. Ninguna persona logra sobrevivir sin alimento y la falta de alguno de los nutrimentos ocasiona diversos problemas en la salud.

Hay que tomar en cuenta que no se trata de comer por comer con el único fin de saciar el hambre, sino de obtener por medio de los alimentos los nutrimentos necesarios para poder estar sanos.

Para lograr una buena alimentación estos son algunos consejos:

  • Los alimentos naturales tienen mayor cantidad y calidad en sus nutrimentos, por lo que la comida chatarra, no debe ocupar el primer lugar de consumo, aunque facilite las tareas de quienes preparan la comida.
  • La alimentación debe de ser balanceada. Frecuentemente se exagera en el consumo de carne y se dejan a un lado los cereales, verduras y frutas, favoreciendo así la obesidad y muchos problemas por la falta de vitaminas y minerales.
  • Recuerda que la comida debe de ser suficiente. Se trata de cubrir las necesidades de nutrimentos, más que de comer en exceso. Cada persona tiene una capacidad diferente a la hora de  comer y no se debe imponer la misma cantidad para todos.
  • Para prevenir enfermedades infecciosas se debe cuidar mucho la calidad, frescura, higiene y forma de preparación de los alimentos.
  • El agua ayuda a que todos los procesos del cuerpo se realicen adecuadamente. Es importante hidratarte constantemente durante el día.

Muchas veces el apresurado ritmo de vida y la falta de tiempo traen como consecuencia que adquiramos malos hábitos; sin embargo, hay que recordar que nuestro cuerpo es lo más valioso que tenemos y solamente nosotros podemos cuidarlo. La modificación de los hábitos no es tarea fácil, pero sí es posible. Los nuevos hábitos se adoptan si las consecuencias que llevan consigo conducen al éxito y son satisfactorias.

Algunos consejos que pueden ayudarte a transformar los malos hábitos en buenos hábitos son:

  • Emprender un nuevo hábito con toda tu fuerza y determinación. Para abandonar un viejo hábito o adquirir uno nuevo, tienes que emprenderlo con la mayor decisión y coraje posible.
  • No permitas ninguna excepción hasta que el nuevo hábito esté plenamente arraigado y establecido en tu vida.Sunset
  • Aprovecha y busca todos los aliados posibles. Por ejemplo, tener el apoyo y la motivación de tu familia, amigos, compañeros de trabajo y gente cercana te puede ayudar mucho.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>