La transferencia

El psicoanálisis se distingue de todas las demás terapias psicológicas por fomentar las reacciones de transferencia y por su intento de analizar los fenómenos transferenciales.

Freud menciona que la transferencia destinada a ser el máximo obstáculo para el psicoanálisis, se convierte en su auxiliar más poderoso cuando se logra deducirla en cada terapeutacaso y traducírsela al paciente.

Una de las definiciones que más me gustaron sobre transferencia es la de Ana Freud, en la cual menciona: “La transferencia son todos los impulsos que experimenta el paciente en relación con el psicoanalista, que no son creación nueva de la situación objetiva sino que se originan en relaciones primitivas con los objetos y ahora simplemente se reviven por influencia de la compulsión a la repetición”. Me parece que esta frase traduce muy bien lo que entiendo por transferencia.

La mejor resistencia para un paciente es la transferencia porque transforma un recuerdo en algo presente, vivo y directo. En el momento en que un paciente iba a recordar la rivalidad con su padre, empezó a sentir rivalidad con su analista y esta transferencia le sirvió para no hacerse cargo del recuerdo. El análisis de la transferencia permite transformar la repetición en memoria, la transferencia pasa de ser un obstáculo a ser el mejor instrumento del psicoanálisis.

Greenson menciona que para que un fenómeno psíquico se considere transferencia deben estar presentes 4 elementos:

  1. Una variedad de relación de objeto.
  2. Repetición de una relación pasada con un objeto.
  3. El desplazamiento como mecanismo principal.
  4. Ser un fenómeno regresivo.

Ahora bien, todas las personas tenemos necesidad de amar y de relacionarnos con las personas, esta necesidad de amar es para mí la causa principal de la transferencia.

Algo que me parece asombroso de la transferencia y sumamente poderoso para el psicoanálisis es que la transferencia es a la vez el pasado y el presente del paciente, y cuando se resuelve se soluciona tanto su dolor pasado como su dolor presente. Un ejemplo de esto me sucedió con un paciente perverso que actualmente está en tratamiento conmigo. Su transferencia erótica era sumamente fuerte, y al interpretarla poco a poco fue cediendo hasta aliviarse su dolor pasado (haber abusado sexualmente de una persona) y su dolor presente (masturbación compulsiva y pensamientos obsesivos sexuales). Fue sorprendente ver cómo el análisis de la transferencia pudo resolver varios de sus conflictos internos. Este paciente trató de pervertir la relación analítica y puso a prueba mi tolerancia. La perversión sólo se pudo resolver en la medida en que la descubrí y la interpreté en transferencia. El vínculo estaba erotizado, había rebeldía y agresión de su parte.

La transferencia da la oportunidad al paciente de volver a sentir todas las variedades y mezclas de amor y odio, edípicos y preedípicos.

La neurosis que tiene como punto de partida el análisis y el analista, se llama neurosis de transferencia. En la neurosis de transferencia se pueden observar todos los rasgos de la enfermedad del paciente, pero es una enfermedad artificial porque se da en la relación con el análisis y el analista, pero es accesible a las interpretaciones psicoanalíticas. La interpretación es el único modo de tratar la transferencia y realizar una buena labor analítica.

La transferencia positiva, se da cuando el paciente siente por su analista amor, confianza, respeto, gusto, interés y cariño sublimados. Esta transferencia ayuda a la resolución de las resistencias.

En cuanto la transferencia se vuelve negativa o sexual, ósea cuando el paciente siente por su analista odio, envidia, hostilidad, resentimiento y excitación, se convierte en una resistencia y su análisis y disolución son muy importantes para poder continuar con el trabajo analítico.

Los psicoanalistas tenemos que aprender a determinar cuándo la transferencia favorece el curso del tratamiento y cuándo lo obstaculiza. La transferencia se analiza cuando es una resistencia o cuando alcanza un nivel óptimo de intensidad.

La repetición de las relaciones de objeto del paciente en transferencia es lo que debe ser la primera tarea a efectuar en el análisis, ya que contra esto se dirigen las principales resistencias.

 

Bibliografía:

Etchegoyen, Horacio (2009): Los fundamentos de la técnica psicoanalítica. Amorrortu editores, Argentina.

Greenson, Ralph (2007): Técnica y práctica del psicoanálisis. Siglo Veintiuno Editores, México.

Menninger, Karl & Holzman Philip (1974): Teoría de la técnica psicoanalítica. Editorial Psique, Argentina.

Racker, Heinrich (1960): Estudios sobre técnica psicoanalítica. Paidos, Argentina.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>