Mamá canguro

20551112_lLas mamás canguro tiene una bolsa en su abdomen (marsupio) donde sus crías terminan su desarrollo. Dentro de la bolsa marsupial, el pequeño recibe calor, alimento y protección hasta que puede salir definitivamente al mundo.

Cuando un bebé nace antes de los nueve meses de gestación, la medicina moderna posee incubadoras y una serie de cuidados para que pueda sobrevivir. En los países con insuficiente equipamiento tecnológico, los recursos con los que se cuenta no alcanzan para atender adecuadamente la cantidad de bebés prematuros.

Hace más de veinte años, en Colombia, un equipo médico logró solucionar el problema tomando en cuenta los recursos que la naturaleza le da a la mujer: la madre tiene la mejor leche, calor corporal y amor para lograr que ese bebé nacido antes de tiempo se desarrolle y crezca en condiciones óptimas. Este sistema terapéutico fue bautizado ‟Metodología Madre Canguro” (MMC).

Mantener al bebé en contacto directo con el cuerpo de la mamá y alimentarlo con leche materna significa ‟el rescate de la ternura para un ser indefenso y totalmente dependiente que suple la inadecuada infraestructura propia de los países en vías de desarrollo”.

La MMC inicia con el contacto precoz madre-hijo, si tu bebé debe permanecer en la incubadora, es importante que permanezcas junto a él el tiempo que sea posible y lo toques y lo acaricies. Si el bebé puede ser sacado de la incubadora puede permanecer sobre tu pecho, recibir calor y otros estímulos maternos como el ritmo de tu respiración, caricias, el sonido de tu voz y el latido cardiaco que siempre escuchó el niño dentro del vientre.

Todo esto ayuda a que el bebé se vaya adaptando a estar fuera de la incubadora y que la madre vaya adquiriendo la habilidad de manejar a su hijo una vez que la condición clínica lo permita. El niño debe colocarse en posición de rana sobre el pecho de la madreo en posición vertical, ya que el contacto piel a piel permite que reciba el calor óptimo hasta completar la etapa de maduración que le falta. El padre también puede hacer lo mismo, de esta manera el bebé se estará vinculando con los dos padres, el calor del padre también es importante en el crecimiento físico y emocional del bebé.

Es importante que un pediatra esté a cargo del crecimiento del bebé, él debe vigilarlo y aconsejarlos. También indicará medicamentos necesarios, derivaciones o consultas con otros especialistas según sea el caso.

El MMC reforzará el vínculo que existe entre tu bebé y tú, además aumentarán sus posibilidades de sobrevivencia, maduración y desarrollo psicoemocional, ya que tus brazos son lo que el bebé más necesita, pues tu cuerpo en movimiento facilita su maduración neurológica y espacial.

En fin, el MMC mejora la calidad de vida de los niños y sus padres, es fuente de ternura desde el mismo momento del nacimiento, mejora el desarrollo psicomotor, disminuye el índice de abandonos, maltrato infantil, y disminuyen las infecciones en la etapa neonatal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>