Mujeres exitosas… ¿Cómo vencer el miedo al éxito?

Una definición de éxito que me gusta mucho dice así: “El éxito es la paz mental, es la autosatisfacción de saber que haces lo máximo para llegar a ser lo mejor que eres capaz de ser”. (Wooden).

El individuo realmente exitoso no es exitoso sólo por momentos o en situaciones de triunfo. Una persona exitosa siente esta paz y esta autosatisfacción en momentos de dolor, fracaso, rechazo y frustración, se mantiene firme, y perseverante ante sus objetivos sin importar lo adverso de las circunstancias.

La única manera de que descubramos quiénes somos realmente es poniéndonos a prueba, saliendo al mundo a hacer cosas. Solo nosotros mismos somos capaces de saber qué tipo de pruebas tenemos que enfrentar.

A lo largo de la historia la gente que ha tenido éxito es la que se ha atrevido a hacer cosas en el tiempo en que los demás soñaban, pensaban, planeaban, temían, dudaban. El éxito está íntimamente relacionado con la capacidad de acción.

Muchas mujeres no alcanzan el éxito porque le tienen miedo o porque no se creen capaces de alcanzarlo. Para lograr el éxito el primer paso es creer que podemos, creer que somos capaces de lograr nuestros objetivos y metas que nos hemos propuesto en nuestra vida.

Hoy en día las mujeres se están preparando profesionalmente y quieren tener éxito en su vida laboral, entonces deben repartir su tiempo y tomar roles diferentes: esposa, madre, ama de casa y profesionista. Esto genera un conflicto en el balance trabajo-vida, pues por un lado tienen una carrera que les da mucha satisfacción, pero por el otro tienen sentimientos de culpa al no poder dedicarle a su familia todo el tiempo que quisieran. Debe de haber un balance, el éxito va mucho de la mano con esto, se alcanza precisamente cmadre-ninauando se logran equilibrar estas dos partes.

Por supuesto que puede haber un equilibrio y no hay razón para tener que escoger entre tener hijos o la vida laboral. Existen muchas mujeres que son prueba de que sí se puede. Si el deseo de una mujer es ser profesionista, es un error sacrificar las metas laborales y el ansia de éxito por quedarse en casa a cuidar a los hijos.

El principal apoyo que las mujeres deben tener es el de sus parejas para lograr compaginar estas dos partes de sus vidas, si las parejas están involucradas también en el cuidado de los hijos, esto es una gran ayuda. La educación de los hijos y la realización de las actividades domésticas son responsabilidad de ambas partes.

Los trabajos de medio tiempo y las empresas que te permiten realizar parte del trabajo en casa también son una buena opción para las mujeres con hijos. Hasta dejar de trabajar uno o dos años cuando tus hijos están muy pequeños y luego retomar la vida laboral también es una buena opción.

Es importante entender que para las mujeres, tener otras responsabilidades que no sean ser mamá y esposa, las hace sentirse independientes y completas. Hoy en día para una mujer es importante tener éxito en su vida familiar pero también en su vida profesional. Para ser una persona completa se debe de encontrar un equilibrio entre la vida personal y profesional, de esta manera la mujer puede ser una mejor madre.

El miedo al éxito se debe de enfrentar creyendo en nosotras mismas y en nuestras grandes capacidades. Si nuestro deseo es tener una vida profesional y familiar, estas dos cosas se pueden compaginar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>